dfgonzalez.com

Una compañía pública virtual 18 / 01 / 2015

En algún momento del futuro llegará el momento de lanzar mi compañía, y como todo lo que uno imagina a futuro, quiero que sea perfecto y que sea perfecto desde el comienzo, en cada uno de sus detalles.

A los incontables documentos, archivos y proyecciones que ya acumulé tras varios años, hay una idea que desde no hace mucho se metió en mi cabeza y no me decido si es una locura, o una genialidad. Lo que sí estoy seguro, es que la vi pasar en algún momento, pero nunca pude encontrar la fuente.

La idea tiene que ver con dos cosas:

  1. Transparencia de la información
  2. Inversores

En mi experiencia, en el mercado donde la mayoría de las empresas operan, el mercado privado, la transparencia depende de la discreción del CEO y de la insistencia de los accionistas o del directorio, si es que lo hubiere.

A diferencia de las empresas públicas, que en cada trimestre (Q) tienen que presentar un informe detallado de los resultados (ingresos y egresos por cada unidad de negocio) además de una carta a los accionistas con un análisis del mismo y fijando la expectativa para el próximo trimestre.

El Informe de resultados sirve de base y hace de denominador común a la información disponible sobre una compañía pública para que en el mercado se puedan negociar sus acciones sin ventajas de información de ningún tipo.

Ahora bien, volviendo al mercado privado, supongamos que una empresa publica en cada trimestre su reporte de resultados. Esto tiene una ventaja inmediata, al aumentar la información disponible de una compañía, la cantidad de inversores interesados debería crecer, siempre claro, que los resultados sean optimistas. Al haber mas inversores, hay mayor demanda y el valor de la acción, debería crecer.

Pero hay un problema, si una compañía no es pública, no tiene sentido publicar esa información, ya que no habría forma práctica de negociar acciones de esa compañía.

A menos que…

Qué pasaría si esa compañía emitiese una moneda virtual, que se puede crear en pocos minutos en coincreator.net, se limita la emición de las monedas a un número fijo, supongamos 10.000 monedas y se pre-emiten para que la compañía tenga su totalidad.

En el estatuto de la compañía se referencian estas monedas como acciones al portador y ya solo queda una transacción de monedas virtuales para comprar o vender partes de la compañía. El pago de las acciones no va a ser nunca tan sencillo, pero es un problema que a futuro estará resuelto (una solución rápida es pagarlo en otra moneda virtual mas líquida, como Bitcoin).

Estoy seguro de haber visto esto en algún momento, pero no entiendo como no ganó tracción y no hay mercados para comprar y vender estas monedas virtuales de compañías operando.